¿A qué edad nuestros hijos deben abandonar el pañal?

Por: Dra. Liliana Mejía de Beldjenna – Endocrinóloga Pediátrica

Todos los padres nos preguntamos ¿cuál sería la edad adecuada para que nuestro hijo deje el pañal?.
Se cree que es después de los 18 meses es la edad propicia ya que por su madurez neurológica podría llegar a tener un control sobre los esfínteres que regulan la orina y la defecación o deposición; antes de esta edad, los niños no tienen ese desarrollo neurológico para abandonarlo y esto podría ser un fracaso e incluso una frustración para padres como niños.

El abandono del pañal no tiene una edad límite y este proceso natural no debe ser una carga para los padres y los hijos; es el niño quien decide abandonar el pañal de acuerdo a su madurez neurológica. No debemos forzarlo ni obligarlo a que sea más rápido de lo que ellos determinen, nuestra función como padres es observarlo, apoyarlo e introducirlo en esa nueva tarea con todo la comprensión y el amor que ellos necesiten.NINO BATER

Es común que el niño abandone el pañal durante el día, sin embargo, durante la noche generalmente se sigue su uso y este podría tardar un año más hasta que él aprenda a tener un control sobre sus esfínteres. Darles momentos de independencia beneficiará al niño y a su familia.

El abandono durante el día se presenta generalmente entre los 22 a los 30 meses de edad, aunque algunos niños siguen presentando escapes hasta después de los tres años. Según algunos estudios, un 20% de los niños que tienen cuatro años pueden continuar mojando la cama. Cuando existe un antecedente de algún miembro de la familia que durante muchos años haya mojado la cama, esto puede ser heredado por el menor. De igual forma el apoyo y ánimo de los padres es fundamental para que el proceso sea llevadero.

Las niñas presentan una maduración física y psicológica antes que los niños, por eso puede serles más fácil adaptarse al cambio.
En caso tal de que el niño tenga hermanos mayores el abandono del pañal puede ser mucho más sencillo ya que los niños son imitadores y será un motivante que los hermanitos mayores participen como apoyo y estimulación para este proceso.

¿Cuándo puedo reconocer que mi hijo está preparado para dejar el pañal?

Algunos de los aspectos que indican que los niños ya están en disposición de dejar el pañal, son cuando ellos mismos avisan que quieren evacuar, permanecen secos por varias horas o cuando no se orinan en pañal durante la noche.
También es importante tener en cuenta el grado de madurez global del niño, si realiza ciertos procesos acordes con su edad como reconocer las partes del cuerpo, su grado de habilidad manual, la habilidad de subir y bajar escaleras, entre otros. Estas actividades denotan una madurez en los nervios que controlan la pelvis y le ayudaran a retener su orina o defecación por periodos largos.

httpcuandolamanadaduerme.blogspot.comConsejos para retirar el pañal con éxito.

  • La paciencia, cariño y amor, son los tres pilares claves en el proceso de abandono. No se presione ni presione al niño, dense su tiempo.
  • No se arrepienta: una vez la decisión este tomada trabaje apoyándolo al respecto. No se desanime si su hijo no lo hace rápido pero una vez lo intente, prosiga motivándolo para que lo abandone.
  • Enséñele como lo hace usted o su esposo. para entrar al baño: en la mañana, antes y después de cada comida y antes de ir a dormir. No importa si usted no tiene deseos de ir al baño, así sea solo la imitación esto contribuirá a que el niño establezca su rutina y cree asociaciones .
  • Es muy importante que el inodoro no genere miedo en el niño. En los casos en que ya lo estén intentando en el inodoro, colóquele un banco o asiento debajo de los pies para que estos no le cuelguen y de esta manera se le dará seguridad, estabilidad y comodidad.
  • Tener un orinal de viaje para las ocasiones en las que se salga de paseo o al parque será de gran utilidad.
  • Junten esfuerzos con los profesores, abuelos, tíos y padres para que todos apoyen el proceso de abandono del pañal con motivaciones, ejemplos y demás.
  • Utilice ropa fácil de retirar para cuando el niño o la niña tengan la necesidad de ir al baño.
  • No regañar, tener paciencia y estimular al niño con palabras claves como “Los chicos grandes como tú ya no llevan pañal”, aplaudir sus éxitos con amor y enseñar en sus fracasos: “Tu puedes!, la próxima vez lo haremos mejor”.
  • Imitar a los mayores: ir al baño con los papás o con los hermanos puede ser de gran ayuda ya que los pequeños tienden a imitar a los mayores que quieren o admiran.
  • Esperar a que el niño esté preparado. Si él no quiere, téngale paciencia e insístale poco a poco, no intente inducirlo si hay alguna situación cercana que pueda atrasarlo como un viaje, un hermanito nuevo, un proceso de separación, un cambio de guardería, etc., aguarde unas semanas antes de volver a intentarlo.

Queridos padres, si les cuesta trabajo lograr este proceso apóyese en los consejos de su Psicólogo Pediátra o en su Fisioterapeuta.
Nuestra institución con gusto le prestara todo la asesoría necesaria para ello.**
**Recomendaciones apoyadas en la Academia Americana de Pediatría.

La paciencia, el cariño y el amor, son los tres pilares claves en el proceso de abandono del pañal.