Estreñimiento Funcional ¿Cómo Manejarlo?

Martha Lucia Causil De Alba

Nutricionista Dietista

Fundación Clínica Infantil Club Noel

El estreñimiento es un problema más usual de lo que logras imaginarte y puede manifestarse en la población infantil, adolescentes y adultos con edad avanzada. Es causa frecuente de consulta médica y en su mayoría corresponde a estreñimiento funcional, un tipo de estreñimiento cuya procedencia no está asociada a una enfermedad.

El Estreñimiento funcional se manifiesta con movimientos intestinales infrecuentes, materia fecal dura, grandes esfuerzos o dificultad para hacer deposiciones, sensación de evacuación incompleta y distensión abdominal. A pesar de no existir una causa específica para este padecimiento múltiples factores psicológicos, hereditarios, educacionales, dietéticos (poco consumo de agua y fibra) contribuyen a que un niño o adulto pueda padecerlo. Se considera estreñimiento  evacuar menos de 3 veces por semana.

¿Cómo mejorar el Estreñimiento Funcional?

Es primordial que inculquemos desde la infancia en nuestros niños hábitos saludables como consumo de agua, dietas ricas en fibra y realización de ejercicio. Ten en cuenta los siguientes aspectos que con paciencia y perseverancia te ayudarán a ti y a tus hijos a mejorar el estreñimiento:

  • En niños mayores de 2 años implementar el  hábito de deposición diaria sentándolo en el sanitario un tiempo entre 5 a 10 minutos, de 2 a 3 veces al día preferiblemente después de las comidas con el fin de aprovechar el aumento de los movimientos musculares del colon y así facilitar la evacuación.
  • Para niños mayores o adultos, se recomienda realizar una actividad física durante al menos 20 minutos diarios, el sedentarismo aumenta el estreñimiento.  

Tu dieta marca la Diferencia

Una dieta equilibrada y alta en fibra siempre será tu mejor aliada para el estreñimiento así que presta atención:

  • Lactantes: Bríndales como principal fuente de alimento leche materna pues su composición exitosa posee prebióticos (oligosacáridos) que ayudan a mantener activas las bacterias benéficas del organismo y  producir heces blandas.  En caso que el bebé deba recibir fórmula infantil, prepárala de manera correcta conservando las proporciones, ya que si está más concentrada de lo debido empeora el estreñimiento. Evita hacer cambio de fórmulas infantiles o leches de tarro sin asesoría del nutricionista o médico pediatra.
  • Niños: Una dieta alta en fibra la cual encuentras en alimentos que pueden ser utilizados a partir de los 6 meses de vida, como frutas, cereales, verduras  y granos. Importante ofrecer agua suficiente y constante.
  • Adultos y Ancianos: Al igual que los niños, la dieta alta en fibra es la clave, se puede obtener de los alimentos y en caso que no sea suficiente podría suplementarse.

¿Cómo consigo una dieta alta en fibra?

  • Consume mínimo 3 porciones de fruta entera al día siempre que sea posible con la piel o cáscara. Frutas como: mango, pitahaya, granadilla, mandarina, naranja, pomelo, papaya, piña, ciruelas y guanábana.
  • Consume con menor regularidad: Guayaba, pera, manzana, plátano y guineo.
  • Evita los jugos no son buena fuente de fibra debido al proceso mecánico al que se expone la fruta.
  • Consume mínimo 2 porciones de vegetales al día (una porción es aproximadamente ½ pocillo) como: zanahoria, habichuela, lechuga, zapallo, repollo, cebolla, brócoli, pimentón, coliflor, pepino, champiñones etc.
  • Consume granos 2 a 3 veces por semana (lentejas, garbanzos, blanquillos, frijoles, arvejas).
  • Escoge cereales y productos de panadería  integrales como: arroz integral, pasta integral, pan integral, tostadas integrales, cereales de desayuno integrales, galletas integrales, etc.
  • Cuando consumas papa, prefiérala cocida y con piel.
  • Consume alimentos fermentados como yogurt o kumis 1 vez al día.
  • Si eres adulto toma 2 litros de agua al día.
  • Alimentos como el salvado de trigo, linaza, chía, aloe vera, ciruelas pasas, coco y avena, son fuente de fibra y pueden incluirse en la dieta

El éxito del tratamiento para el estreñimiento se basa en la integralidad del mismo, la paciencia y la perseverancia.  Mantener un adecuado hábito intestinal previene problemas gastrointestinales mayores. Si el estreñimiento se ha vuelto crónico probablemente requieras de la ayuda de un médico que formule medicamentos indicados para tu condición, en tal caso consulta lo más pronto posible.   

Si las anteriores recomendaciones no logran el objetivo, consulta a un nutricionista para un plan específico de alimentación, en la Fundación Clínica Infantil Club Noel contamos con este servicio.