Influenza un virus que ataca con fuerza

 

Escrito por:
Nathalia Cuellar Zapata
Residente de Pediatría Universidad Libre – Cali
Esteban Andrés Rodríguez
Residente de Pediatría Universidad Libre – Cali

 

Llamamos influenza a uno de los principales virus que produce infección respiratoria y que puede provocar gripe, otitis media aguda, sinusitis e inclusive neumonía. La influenza se clasifica en tres tipos: A, B y C. Los tipos A y B Incrementan por temporadas y tienen picos epidemiológicos importantes que aumentan el número de consultas e ingresos a los servicios de urgencias, el ausentismo escolar y la enfermedad respiratoria grave. En Colombia hay dos temporadas con mayor circulación del virus que van desde febrero hasta junio y desde septiembre a diciembre.
El virus se trasmite de persona a persona por medio de gotas generadas a través del habla, estornudos o tos, las cuales invaden las vías respiratorias de las personas sanas que tienen contacto con estas. El tiempo de incubación es de 1 a 4 días y el infectado puede transmitirla hasta 10 días después de su aparición.

¿Cuáles son sus síntomas?

Aunque pueden variar mucho dependiendo de la persona, inicialmente la influenza se manifiesta con:

  • Fiebre
  • Sensación de cansancio
  • Anorexia
  • Dolor de cabeza
  • Secreción y obstrucción nasal
  • Tos
  • Dolor en el cuerpo
  • Enrojecimiento de ojos y lagrimeo
  • Diarrea, náuseas y el vómito (con menor frecuencia)

La fiebre puede durar hasta ocho días y la tos que es el síntoma más molesto en el paciente, puede durar de 1 a 3 semanas.

¿Qué cuidados debo tener con mi hijo?

La influenza principalmente requiere cuidados para disminuir la sintomatología mientras el virus pasa. En niños principalmente debemos realizar control de las secreciones nasales, hidratación constante y manejo y control de la fiebre. Nunca automedique a su hijo, consulte a su médico antes de suministrarle cualquier medicamento. En casa podemos realizar algunos cuidados como:
Lavado nasal: Recueste su hijo de lado e inserte con jeringa suero fisiológico (10 gotas) o solución salina (3 a 5 cm) en la fosa nasal. Presione la pera de goma fuera de la fosa nasal y luego introdúzcala para que ella realice la limpieza. Repita el procedimiento en la otra fosa. Si su hijo es mayor de un año puede realizar el procedimiento sentado.

Es normal que su bebé llore o se irrite por dicho procedimiento, por esto sugerimos previamente calentar a mediana temperatura el suero fisiológico antes de aplicarlo.

¿Cuáles son los signos de alarma de la Influenza?

Cuando identifique que su hijo cuenta con algún signo de alarma como consecuencia de la influenza acuda de inmediato a su servicio de urgencias para evitar complicaciones. Los signos de alarma son:

  • Aleteo nasal: movimiento de las fosas nasales
  • Labios morados
  • Hundimiento del espacio supra esternal (justo debajo de la tráquea) o supraclavicular (arriba de las clavículas)
  • Hundimiento de los espacios entre las costillas
  • Hundimientos entre el límite de las costillas y el abdomen
  • Aumento de la frecuencia de las respiraciones con respecto a lo normal
  • Poca respuesta al estimulo

Prevención

La vacunación es la mejor forma de prevenir la gripe (por influenza) y su objetivo es proteger al niño y a todo su grupo familiar con el fin de crear inmunidad
El esquema de vacunación de nuestro país menciona que los niños deben contar la aplicación de influenza en las siguientes edades: 6 meses, 7 meses y refuerzo a los 12 meses y 23 meses, siendo gratis en menores de 2 años y mayores de 60 años. Sin embargo, se recomienda siempre aplicar la vacuna cada año en niños y en todos los integrantes de la familia y así podremos disminuir la trasmisión.
Para los adultos mayores y recién nacidos es recomendable el uso de tapabocas y una correcta y constante higiene de manos cuando se encuentren en contacto con personas que se encuentren con el virus.