Dia nacional de la lucha contra la obesidad y el sobrepeso

Banner-Nutricion

Se estima que en Colombia, la obesidad es una de las dos principales causas de muerte, debido a sus múltiples enfermedades asociadas. Se calcula que más de 200.000 personas mueren al año solamente por diabetes, sin contar complicaciones cardiovasculares, problemas respiratorios y riesgos de algunos tipos de cáncer, que también pueden llevar a un desenlace fatal.
La situación parece incluso agudizarse hacia el futuro, ya que este fenómeno se está presentado en un gran número de niños y jóvenes, aproximadamente uno de cada 5, incluso casos de menores de un año con problemas de obesidad mórbida. Por eso es de vital importancia tomar medidas en un país en que ya más de la mitad de los habitantes está por encima de su peso saludable, y donde las cifras demuestras que del año 2013 al 2015 hemos tenido un crecimiento desmedido y descontrolado del problema de la obesidad y el sobrepeso en el país.

¿Qué se puede hacer para luchar contra la epidemia de obesidad infantil?
El sobrepeso, la obesidad y demás enfermedades de este tipo son en gran medida prevenibles. Se acepta que la prevención es la opción más viable para poner freno a la epidemia de obesidad infantil, dado que las prácticas terapéuticas actuales se destinan en gran medida a controlar el problema, más que a la curación. El objetivo de la lucha contra la epidemia de obesidad infantil consiste en lograr un equilibrio calórico que se mantenga a lo largo de toda la vida.
Recomendaciones generales para prevenir la obesidad infantil
Como padres de familia debemos estar muy pendiente de la dieta que nuestros niños consumen, pues gracias a ella es que se puede controlar y prevenir la obesidad infantil. Es necesario que creemos conciencia de la importancia de tener hábitos alimenticios saludables que impulsan el desarrollo adecuado de nuestros hijos y les permiten crecer sanos y fuertes.

A continuación se mencionarán algunas recomendaciones para prevenir la obesidad infantil:

  • Aumentar el consumo de frutas y hortalizas, legumbres, cereales integrales y frutos secos.
  • Reducir la ingesta total de grasas y sustituir las saturadas por las insaturadas
  • Reducir la ingesta de azúcares
  • Mantener la actividad física: un mínimo de 60 minutos diarios de actividad física de intensidad moderada o vigorosa que sea adecuada para la fase de desarrollo y conste de actividades diversas. Para controlar el peso puede ser necesaria una mayor actividad física.

Carolina Ardila

Nutricionista

Fundación Clínica Infantil Club Noel